CELEBREMOS UNO DE LOS MAS IMPORTANTES TRIUNFOS  DEL PROLETARIADO EN SU LUCHA POR UN MUNDO MEJOR


En estos días miles de hombres y mujeres se han movilizado en prácticamente todo el territorio nacional en contra del alza de los combustibles y los productos de primera necesidad, movilización que en el fondo es contra el régimen encabezado por Peña Nieto, que ha impuesto medidas neoliberales que han esclavizado y empobrecido a millones de trabajadores del campo y la ciudad. Esto que sucede es por el sistema socio-económico que vivimos, llamado capitalismo, que tenemos que destruir para construir en su lugar el socialismo, es decir, una sociedad de mujeres y hombres libres.

Así lo hicieron hace 100 años, en Rusia, los obreros, los campesinos pobres y el pueblo en general, quienes se sublevaron y tomaron el poder para apropiarse de los medios de producción que estaban, como hoy en México, en manos de la burguesía. Lo hicieron organizados y dirigidos por su Partido Comunista, demostrando que es posible sustituir el capitalismo por el socialismo, es decir por la sociedad sin explotadores ni oprimidos.

Este 2017, debemos celebrar este parteaguas de la historia de la clase obrera mundial, luchando para tirar las reformas estructurales, exigiendo castigo para los culpables de nuestros asesinados y desaparecidos, por la libertad y el socialismo. De otra manera, la esclavitud continuará para las siguientes generaciones.

¡Viva la Revolución Socialista de Octubre a sus 100 años!

¡Viva la lucha de la clase obrera de México y el mundo contra el capitalismo!

¡Por un gobierno obrero campesino y popular!


Comité Promotor para la Celebración del Centenario de la Gran Revolución Socialista  de Octubre


El Comité Promotor Para la Celebración del Centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre es un esfuerzo de diversas organizaciones sociales y de trabajadores cuyo objetivo es difundir la celebración de tan importante acontecimiento histórico para la clase obrera a nivel mundial como lo fue la Revolución Bolchevique en Rusia, y la posterior conformación de la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas .Así como también promover diversas actividades como lo son foros, conferencias , exposiciones artísticas y fotográficas ,edición de libros y folletos, así como la realización de murales entre otros eventos, que exalten tan importante celebración y pongan al centro la vigencia la lucha de la clase obrera y los pueblos oprimidos por su emancipación de este sistema de explotación del hombre por el hombre como lo es el capitalismo y la lucha por la construcción de una sociedad mas justa , anhelos concretados en la edificación del Socialismo. 

Email

prensacentenariorojo@gmail.com

Fecha de nacimiento

7 de Noviembre de 2016

ACTIVIDADES 

.


LA GRAN REVOLUCION SOCIALISTA DE OCTUBRE, BASE DEL SOCIALISMO MUNDIAL("EL SISTEMA SOCIALISTA MUNDIAL"  S. Sanakóev Editorial Pueblo y Educación 1980)




Los anales del sistema socialista mundial empiezan con la Gran Revolución de Octubre, que inauguro una nueva era en la historia de la humanidad: la era del socialismo y el comunismo; con el triunfo de octubre de 1917 se estableció en la tierra un régimen económico-social nuevo y se infligió una derrota al viejo régimen capitalista.

Comenzó la crisis general del capitalismo. La esfera del dominio capitalista se redujo tanto geográficamente como en cuanto a las posibilidades de determinar la marcha de los sucesos en la parte del mundo que sigue todavía bajo su poder. Los procesos que se operan en la sociedad humana después de la Revolución de Octubre, bajo la influencia directa de su victoria y de la edificación del socialismo en la URSS, determinan cada vez más el desarrollo mundial.

Durante unos tres decenios, posteriores a la revolución de octubre el sistema socialista estuvo representado por un solo país. Pero desde el mismo comienzo aparecieron síntomas de que el socialismo no dejaría de extenderse en el futuro. Los sucesos revolucionarios de Europa culminaron en la victoria del proletariado en algunos países formándose la Republicas Soviéticas de Hungría, Baviera y Eslovaquia. La Revolución de Octubre tuvo una significación importantísima también para los pueblos coloniales oprimidos se acrecienta.

Las relaciones entre lo Estados Soviéticos surgidos en el territorio del antiguo Imperio Ruso así como la experiencia de las relaciones fraternales mantenidas entre la Rusia Soviética y las Republicas revolucionarias de Hungría y de Baviera durante el corto periodo de existencia de estas ultimas, y la colaboración de la Republica Socialista Federativa Soviética de Rusia (RSFSR) (mas tarde la URSS) y Mongolia donde triunfo en 1921 la revolución popular tienen una gran significación de principio. La historia del movimiento revolucionario mundial evidencio ya al cavo de cinco años de la revolución de octubre que, pese ala condiciones excepcionalmente difíciles, la lucha revolucionaria desplegada en varios países había dado lugar a relaciones fraternales por completo nuevas, que se basaban en los principios de la solidaridad proletaria de los trabajadores. La clase obrera de Rusia, después de hacer la revolución proletaria en su país bajo la dirección del partido Leninista de los Bolcheviques, se encargo de llevarla hasta el fin victorioso y de ayudar a otros pueblos en la lucha por la emancipación social.

Lenin saludó cálidamente la joven Republica Soviética Húngara. En un mensaje redactado por él se decía : " El VIII Congreso del Partido Comunista de Rusia envía un caluroso saludo a la Republica Soviética Húngara... la clase obrera de Rusia se apresura con todas sus fuerzas a acudir en vuestra ayuda" . Y agregaba, dirigiéndose a los obreros húngaros: "Todos los elementos honrados de la clase obrera mundial están a vuestro lado ". A pesar de todas las dificultades originadas por el furioso ataque del Imperialismo mundial, pero empezaba a formarse entre la RSFSR y la Republica Húngara una colaboración estrecha. La Rusia Soviética no podía entonces prestar a Hungría ayuda militar y económica directa, pero hizo todo lo posible para apoyarla. En particular, el gobierno de la RSFSR exhorto a los prisioneros de guerra rusos en Hungría a incorporarse a las filas de quienes defendían la revolución popular de los obreros y campesinos húngaros.

La Republica Soviética Húngara propuso inmediatamente a la federación rusa concretar una alianza militar defensiva, considerando que el primer país de la revolución socialista triunfante era su aliado natural .Tal alianza se realizo como resultado de la solidaridad internacional del proletariado, sin que hubiera necesidad de acciones públicas o secretas de la diplomacia. Béla Kun, dirigente del Partido Comunista Húngaro declaró el 23 de Marzo de 1919 al intervenir en una reunión de delegados del Partido: " Somos felices y nos enorgullecemos de que Hungría sea la segunda Republica de Soviets. Creedme hoy en Moscú la alegría es aún mayor que aquí. Expresamos nuestra gratitud y saludamos a la Republica Soviética Rusa, que nos ha prestado invariablemente ayuda..."

Aunque la Republica de los Soviets Húngara subsistió 133 días, su experiencia, la dura lucha del, proletariado húngaro por el poder soviético desempeñaron un papel enorme en el movimiento obrero y revolucionario de otros países europeos; tuvieron importancia para la Rusia Soviética.

E l gobierno de la Federación Rusa prestó ayuda alas republicas soviéticas del Báltico (Estonia, Lituania y Letonia), durante su breve existencia en las postrimerías de 1918, y concretó un tratado con la Republica Socialista de Finlandia, que subsistió desde fines de Enero hasta Abril del mismo año.

Merece particular atención las relaciones establecidas entre las formaciones estatales que surgieron en el territorio de la URSS, antes de la creación de esta cuyos pueblos consideraron más tarde fundirse en un Estado único. Sus vínculos recíprocos del periodo anterior a la fusión enriquecieron la teoría y la práctica de las relaciones interestatales de tipo socialista. Una vez formadas las republicas soviéticas -RSFSR , Ucrania, Bielorrusia, Armenia, Azerbaidzhán, Georgia , Bujará, Joresma y Republica del Extremo Oriente -, se planteó la necesidad de su cooperación político-militar y económica. Entonces empezaron a concretarse prácticamente los métodos y formas de relaciones interestatales entre los pueblos soberanos, basadas en los principios del internacionalismo proletario.

Al estudiar la experiencia de las relaciones entre las republicas soviéticas, se deben tener en cuanta los rasgos específicos de la situación en que estas surgieron y entablaron contactos recíprocos; lo mas importante era que la dictadura del proletariado, en forma de poder soviético y bajo la dirección del Partido marxista-leninista único, había vencido en todas las republicas formadas en territorio del antiguo Imperio Ruso.

La Rusia Soviética presto ayuda militar directa a los pueblos de esas republicas ya en curso de su lucha por la emancipación nacional y social. Después de proclamarse el poder soviético y de haber sido formados Estados soberanos soviéticos de minorías nacionales, la Federación Rusa continúo velando por las conquistas revolucionarias de sus pueblos en la lucha contra los numerosos enemigos del exterior e interior.

Las relaciones entre las republicas socialistas se basaban jurídicamente en los tratados económico-militares de alianza, concluidos por el gobierno de la Rusia Soviética con los de otras republicas soviéticas. Estas alianzas contenían su razón de ser en la comunidad de intereses, en el reconocimiento de la independencia y soberanía de cada republica y en la conciencia de la necesidad de "cohesionar sus fuerzas tanto con fines de defensa contra los enemigos exteriores como en interés de su propia edificación económica". En los tratados se declaraba el derecho de todos los pueblos a la autodeterminación, proclamado por la RSFSR , la renuncia de ésta a la política colonial de los antiguos gobiernos de Rusia y el reconocimiento incondicional de la soberanía e independencia completas de las demás republicas soviéticas. Por otra parte se hacia constar que la necesidad de una alianza militar y económica estrecha estaba condicionada por los intereses de las masas trabajadoras, por las circunstancia de que su existencia podía mejorar únicamente si luchan en común y unían sus fuerzas.

Esos tratados son documentos históricos del Internacionalismo Proletario. Por ellos y por sus acuerdos suplementarios especiales puede juzgarse de la magnitud de la ayuda que los trabajadores de la RSFSR concedieron a los demás pueblos encaminados por la senda de la edificación socialista. Así en virtud del tratado en alianza entre la RSFSR y la Republica Popular Soviética de Joresma, la Federación Rusa se comprometió a prestar ayuda a Joresma (llamada antes Jiva ) mediante al envío de instalaciones técnicas, herramientas, fabricas completas, personal técnico, etc.(art. 21) a facilitar el desarrollo de su cultura nacional y enseñanza pública (art 18), así como otorgarle subsidio 5 000 000 000 de Rublos. Clausulas análogas figuraban también en otros tratados y acuerdos.

Sin la asistencia militar y económica de la RSFSR, el poder popular no habría podido mantenerse en ninguna republica socialista. Lenin decía en Febrero de 1920: " ...Manteniéndonos contra el enorme frente de las potencias Imperialistas, nosotros, que luchamos contra el imperialismo, representemos una unión que requiere una estrecha cohesión militar, todos los intentos de malograr esta cohesión los consideramos absolutamente intolerables y una traición a los intereses de la lucha contra el imperialismo internacional ".

Los tratados en cuestión correspondían sin duda al derecho internacional, y no a la competencia, de un solo estado. En virtud de ellos debían crearse una organización y un mando militar unificados y algunos órganos económicos. En la declaración de las republicas federadas de Ucrania, Georgia, Armenia, Azerbaidzhán y Bielorrusia, hecha el 26 de Diciembre de 1921 en el IV Congreso de los Soviets de toda Rusia, con motivo del informe del Ejercito Rojo se decía lo siguiente: "L as republicas federadas no pueden admitir ni admitirán que sus territorios se conviertan de nuevo en base de operaciones del imperialismo extranjero. Están prestas a apoyar en todo y por todo cualquier iniciativa de las autoridades federales en lo relativo a la defensa de las fronteras comunes, ponen a su disposición todos los recursos necesarios para ello y exhortan insistentemente a los obreros y campesinos de la Federación Soviética a hacer cuanto puedan, en forma directa o a través de los órganos soviéticos, para que un Ejercito Rojo común y único este siempre a la altura de las tareas que le plantea la historia".

Los comisariados del Pueblo de Negocios Extranjeros de las republicas soviéticas mantenían estrechos contactos entre sí. Se establecían legaciones diplomáticas únicas en el extranjero. En algunos casos republicas federadas soviéticas confiaban a las delegaciones de la RSFSR la representación de sus respectivos intereses en las Conferencias Internacionales (en Febrero de 1922 8 republicas soviéticas encargaron a la delegación de la RSFSR que las representase en la Conferencia de Génova, etc. ); en otros, se formaban delegaciones unificadas ( por ejemplo, la delegación ruso-ucraniano-georgiana a la Conferencia de Lausana, celebrada el 20 de Noviembre de 1922 al 24 de Julio de 1923).

Ofrecen gran interés la historia de la amistad soviético-mongólica, las estrechas relaciones político-militares y económicas entre la URSS y las relaciones soviéticas, surgidas a mediados de la tercer década del siglo XX en el proceso de la Revolución China , lo mismo que la experiencia de la solidaridad fraternal del país de los soviets y la España Republicana que, al iniciar su lucha era una republica democrático-burguesa común; pero en el curso de la guerra se convirtió en Republica Popular.

En la Historia del socialismo mundial ocupan un lugar extraordinario la Gran Guerra Patria de la Unión Soviética contra la Alemania hitleriana y el periodo de su terminación. La guerra contra el país de los soviets, minuciosamente preparada por el Fascismo hitleriano, destacamento de choque del imperialismo internacional, fue la mas dura prueba para el Régimen Socialista. En esta contienda se decidía la suerte del baluarte del socialismo, del progreso mundial y de todo el género humano.